Visitamos las bodegas Tarroné

Bodegas Tarroné

Bodegas TarronéEra yo pequeño cuando veía a mi padre beber vino en cada comida. Todavía recuerdo como llenaba una barrica que tenía bien guardada bajo la escalera de su casa. Aquella barrica se llenaba, como decía él, con buen vino, era vino de Batea.

30 años después tengo el placer de visitar una de las bodegas más emblemáticas de la misma población, Bodegas Tarroné.  En la puerta nos esperan Imma y Mercè, y poco después nos acompañan Pere,  Mercè y Antonio,  propietarios de la bodega.

Actualmente decir Batea sigue siendo sinónimo de buen vino, decir Batea es decir Terra Alta. A nadie se le escapa la buena acogida que están teniendo actualmente los vinos de la Terra Alta. Y los vinos de Bodegas Tarroné no son una excepción.

Bodegas TarronéRealizamos una rápida visita por la bodega, donde podemos ver la prensa neumática, los depósitos de fermentación, las almazaras, donde realizan la crianza algunos de los vinos de la bodega, y la sala de barricas. Es en este último espacio donde empezamos a probar los vinos de la casa.

En primer lugar, no probamos sino que disfrutamos del Merian BLANCO 2014, 100% Garnacha Blanca. Expresión al máximo nivel de la garnacha blanca de la Terra Alta en una botella de 75 cl. Vino premiado con medalla de Oro en el Concours Grenaches du Monde celebrado en Perpiñán el pasado mes de febrero. Un vino con intensidad aromática donde predomina el carácter afrutado, la agradable sensación en nariz nos recuerda a la fruta madura. En boca tiene una entrada muy cálida, sedosa, con una sensación cremosa muy sutil, que hace que tenga un paso muy agradable, con un toque amargo que le da un final muy interesante. Como he comentado al principio, no lo hemos probado, la hemos disfrutado.

Una semana ha pasado desde que han embotellado el Merian NEGRO 2014, coupage de Garnacha Tinta, Syrah y Merlot. Su pequeño paso por barrica hace que todavía no esté bien definido, ya que le faltan un par de semanas de reposo en botella para que lo encontremos en su plenitud. De todas formas podemos estar seguros de que estamos ante un vino con una complejidad y estructura que muy pocas veces encontramos en el mercado por este precio.

Bodegas TarronéTorremadrina CRIANZA 2010, coupage de Garnacha Tinta, Cabernet  Sauvignon, Merlot, Syrah y Tempranillo. Intenso aromáticamente con recuerdos de fruta roja, especias, toques balsámicos y sutiles notas propias de la crianza en barrica. En boca es carnoso, amplio, con una sensación muy agradable de taninos dulces. Su postgusto es largo y muy agradable.

Torremadrina SELECCIÓN 2009, coupage de Garnacha Tinta, Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot. Un vino potente, muy estructurado y voluminoso. Perfecto para tomar una copa con ganas de disfrutar de un buen vino.

Merian DULCE, vino dulce natural elaborado con Garnacha Tinta de viñas viejas, sobremadurada. Pequeñas joyas que a veces podemos encontrar a precios razonables.

Bodegas TarronéDespués de pasar un buen día con la familia de Bodegas Tarroné es hora de despedirnos, pero antes Imma me recuerda una frase que ha salido durante el día entre anécdotas, no todas relacionadas con el mundo del vino, o sí … «El vino de Batea no sube a la cabeza, se queda en el corazón «.

Muchas gracias a todos y hasta pronto.

Álvaro Monserrate Sánchez
Licores Figuerola

Etiquetado , , , , , , , , , ,